Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

miércoles, 27 de abril de 2011

4 ideas claras: No todo es racional: la gestión adecuada de las emociones..


 "Los seres humanos no somos ordenadores. Cada vez que interactuamos, sobre todo cuando hay mucho en juego, nuestras emociones están ahí y, si no las sabemos gestionar de forma 


adecuada, pueden significar que esa interacción, sea ésta una


 negociación con un cliente, una broma pesada de un 


compañero, la orden equivocada de un jefe o 


la falta de disposición de un subordinado, tenga consecuencias 


inesperadas y mucho peores de lo que debería haber tenido.



¿Qué es lo que hace a las emociones tan 


problemáticas? En primer lugar, nos 


pueden distraer de lo que es realmente 


importante (conseguir el pedido a un 


precio justo, dejar claro que entiendes 


que es una broma pero que no te gustan 


de ese estilo y que no quieres que se 


repitan, hacer ver que la orden es 


equivocada, que la  tarea se haga 


adecuadamente manteniendo tu 


autoridad) y hacer que nos centremos en atacar al otro o en 


defendernos. 


Pueden dañar, por tanto, la relación, ya que reducen nuestra 


capacidad de actuar sabiamente. Finalmente, aumentan nuestra 


vulnerabilidad.

 Efectivamente, si la otra parte es capaz de leer en nosotros 


nuestras reacciones 


emocionales puede llegar a saber cómo valoramos una 


propuesta, cuánto nos afecta un asunto o cuánto estimamos una 


relación: y toda esta información puede usarse en 


nuestra contra.

Pero no todo es negativo. Las emociones positivas pueden ser 


extremadamente útiles 

a la hora de buscar una solución creativa a un problema o a la 


hora de fortalecer una 

relación. Las emociones positivas reducen el miedo y la 


sospecha, no ves un 

adversario ves un colega. De igual manera no tienen por qué 


incrementar la 

probabilidad de a ser explotado, pero sí debemos tomar la 


precaución de que sea 

nuestro yo racional el que compruebe los acuerdos o las 


resoluciones.

Existen tres formas de gestionar las emociones, pero sólo una es 


la correcta. Las iremos viendo.

Idea clara: De la misma forma que no puedes dejar de pensar, no 


puedes dejar de tener emociones. Debes gestionarlas antes de que 


ellas te lleven al desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...