Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

lunes, 11 de abril de 2011

EL PODER DEL SEXTO SENTIDO

*Hay algo que diferencia el pensamiento humano del mejor y más lógico software del mundo: LA INTUICIÓN
Cuando intuimos parece como si nuestro cerebro nos regalara una idea que no sabemos de dónde ha salido, procesamos la información inconscientemente.
La intuición solemos relacionarla con las emociones.
"En el mar, como en el amor, suele ser mejor seguir una corazonada que obedecer a una biblioteca" (John R. Hale)

No caigamos en la trampa de pensar que la ciencia solo se basa en el método científico, analítico y lógico, la intuición es la mayor responsable de su avance.
El mismo Einstein fue un defensor de la intuición: "La única cosa realmente valiosa es la intuición"

Aunque parece increible, al conocer a una persona, la primera impresión sólo tarda unos segundos en formarse. Y no tenemos por qué acertar; de hecho, es frecuente cometer errores imperdonables. Cuando un desconocido de entrada nos cae bien o mal suele deberse a que un rasgo físico, su forma de moverse, su forma de vestir.... lo tenemos asociado a otra persona. Obviamente no nos damos cuenta de que nuestra intuición se basa en una asociación inconsciente.

*Tomar datos de la experiencia:

"Gran parte de la intuición se adquiere mediante la interacción con el medio" (Robin M. Hogarth).

Einstein afirmaba que intuyó la teoría de la relatividad, pero su cerebro no le regaló esta magnífica intuición de forma gratuita.
Antes, él tuvo que dedicarse a estudiar noche y día sobre el tema. No paraba de alimentar su cerebro con datos. Su genialidad brotaba de muchos lugares diferentes, uno de ellos su mirada.

*Darle tiempo al inconsciente:

"La ideas se encienden unas con otras como las chispas eléctricas" (Johann J. Engel).

Una vez hemos recogido información, debemos limitarnos simplemente a darle tiempo a nuestro inconsciente para que trabaje por nosotros.

*Reconocer las señales:

"Hay un chispazo en la conciencia, llámese intuición o como se quiera, que trae la solución sin que uno sepa cómo o por qué" (Albert Einstein).

Nuestra consciencia es como una enorme pantalla blanca. Nuestro inconsciente después de un duro trabajo proyecta sus conclusiones en esa macropantalla. Y es entonces cuando vemos la deducción de sus cábalas.
Pero si tenemos la pantalla ocupada ¡no podemos ver nada!. Una forma de poder despejarla es meditar.

Es posible que cuando el inconsciente llegue a su deducción nos encuentre durmiendo. Son muchos los científicos y los literatos que han desenterrado sus descubrimientos de los sueños o los literatos que han construido el argumento de sus novelas en los brazos de Morfeo.

Y no olvidemos que las intuiciones se sienten más que se piensan. Debemos escuchar nuestro cuerpo, parar y notar cómo nos sentimos.
Las bonitas palabras de Jean Shinoda envuelven esta idea: "Saber cómo elegir el camino del corazón es aprender a seguir la intuición. La lógica puede decirte adónde podría conducirte un camino, pero no puede juzgar si tu corazón estará en él "

Artículo completo en: www.elpaís.com/artículo/portada/Podemosfiarnos/Intuición/el pepusoceps/20101114el pepspor_7/Tes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...