Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

martes, 7 de febrero de 2012

MUERTE DE UN GENIO DEL ARTE

Esta tarde en Barcelona a la edad de 88 años ha muerto Antoni Tápies uno de los grandes genios de la pintura contemporánea.
Nació en Barcelona en 1923 en el seno de una familia burguesa, culta y catalanista dedicada a una extensa actividad editorial y librera que despierta muy pronto en el artista una gran pasión por la lectura y los libros.
Progresivamente Tápies se va dedicando más a los dibujos y a la pintura, dejando de lado sus estudios de Derecho.
En la década de los 40 ya expone sus obras con gran éxito.






A raíz de la II Guerra Mundial y del lanzamiento de la bomba atómica Tápies empieza a mostrar un gran interés por la materia, la tierra, el polvo, los átomos y las partículas, que se plasma en el uso de materiales nuevos fuera de la experiencia academicista y en la experimentación de nuevas técnicas.
Las pinturas matéricas forman una parte sustancial de su obra y constituyen un proyecto que sigue desarrollándose en la actualidad. Tápies cree que la noción de materia debe entenderse también dentro de la perspectiva del misticismo medieval como magia, mimesis y alquimia, de ahí el deseo del artista de que sus obras tengan el poder de transformar el interior de las personas.
Durante los años cincuenta y sesenta su mensaje se centra en la revaloración de lo que se considera bajo, repulsivo, material, escogiendo a menudo temas como un ano defecando, un zapato abandonado, una axila, un pie y otros similares.
Su obra también ha sido permeable a los acontecimientos políticos y sociales del momento. A finales de los sesenta y principios de los setenta su compromiso político contra la dictadura se acrecienta y sus obras tienen un marcado carácter de denuncia y protesta, acentuando también su trabajo con objetos, los cuales no muestra como son sino que les imprime su sello personal.
A principios de los ochenta, su interés por la tela como soporte adquiere una fuerza renovada, realizando obras con goma-espuma o con la técnica aerosol, utiliza barnices y crea objetos y esculturas de tierra chamoteada o de bronce, y se mantiene muy activo en el campo de la obra gráfica.
A finales de los ochenta parece incrementarse su interés por la cultura oriental convirtiéndose cada vez más en una influencia filosófica fundamental en su obra, también se siente atraído por una nueva generación de científicos y su comprensión de la materia.
Las obras de los últimos años constituyen esencialmente una reflexión sobre el dolor físico y espiritual, entendido como parte integrante de la vida. El paso del tiempo, que ha sido una constante en su obra, adquiere ahora nuevos matices. Sus obras en este periodo no solo se inscriben en la contemporaneidad, sino que también son un registro del pasado del artista.


Paralelamente a su obra pictórica y objetual,  también desarrolló desde 1047 una intensa actividad en el campo de la obra gráfica realizando un gran número de carpetas y libros de bibliófilo en estrecha colaboración con poetas y escritores como Alberti, Valente y Zambrano entre otros.






Asimismo desarrolló una labor de ensayista que dio lugar a una serie de publicaciones, algunas traducidas a otros idiomas, como: La práctica del arte, El arte contra la estética, Memoria personal, La realidad como arte, Por un arte moderno y progresista, El arte y sus lugares y El valor del arte.


D.E.P.  6 de Febrero del 2012.


Para más información sobre este genial artista os recomiendo la página de su fundación: www.fundaciotapies.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...