Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

miércoles, 27 de febrero de 2013

TORNADOS

Un tornado es un fenómeno atmosférico extremo que se caracteriza por la rotación de aire de gran intensidad y de poca extensión horizontal, su extremo inferior está en contacto con la superficie de la tierra y el superior con una nube Cumulunimbus y más excepcionalmente con una nube Cumulus.
Los tornados se presentan de diferentes tamaños y formas pero normalmente tienen la forma de una nube embudo. Estos torbellinos llamados también chimeneas o mangas generalmente rotan en sentido contrario a las manecillas del reloj en el hemisferio Norte.
La nube suele ser de color blanco o gris claro mientras el embudo permanece suspendido en la nube para tornarse de un color gris oscuro o negro al hacer contacto con la tierra debido al polvo y escombros que son succionados del suelo por el violento remolino.



Normalmente un tornado va acompañado por lluvia, relámpagos, rayos y de la oscuridad propia de las nubes.



La chimenea de un tornado es una nube constituida por gotitas de agua mezcladas con polvo y partículas de desecho, las cuales nacen en la base de las nubes y descienden hasta la superficie.



La mayoría se producen en superceldas que son un tipo de tormentas que se dan cuando una corriente de aire frío y seco desciende desde lo alto de una nube para compensar el aire cálido que asciende por el frente para ir incrementando las dimensiones de la propia nube. Al ser más pesado el aire frío, se producen capas de aire inestables donde el aire frio desciende y obliga al aire caliente a ascender, creando la tormenta.
Algunos tornados se producen por otro tipo de circulaciones de aire pero suelen ser de menor intensidad.




El aire que desciende acelera al irse acercándose al suelo, mientras que las corrientes ascendentes atraen el aire a su alrededor, aumentando la rotación y convirtiéndose en una columna estrecha conocida como nube embudo que va aumentando su diámetro y disminuyendo su velocidad de giro a medida que se eleva.



Reglas de seguridad a seguir si nos encontramos con alguno de estos monstruos de la naturaleza:

*Refugiarse en sótanos o en edificios con estructuras de acero.
*Mantener abiertas algunas ventanas de la casa, preferiblemente al lado opuesto de donde sopla el viento pero mantenerse alejados de ellas.
*Si no se dispone de sótano, buscar protección bajo muebles sólidos y pesados en la parte central y baja de la casa o cubrirse con un colchón.
*Buscar refugio en lugares firmes.
*Evitar buscar refugio en auditorios, gimnasios cerrados, salas de espectáculos o estructuras con techos de superficies muy amplias.
*En campo abierto arrojarse a lo largo de una zanja si no hay tiempo de buscar refugio.
*No permanecer dentro de automóviles.
*Alejarse en la medida de lo posible de zonas donde pueda tener lugar el fenómeno.
*Evitar permanecer en habitaciones enfrentadas a la dirección de donde sopla el viento.


2 comentarios:

  1. Nunca he tenido la oportunidad de ver un tornado en directo... pero supongo que tiene que ser una experiencia absolutamente aterradora. Una de esos fenómenos en los que la Naturaleza nos muestra que ni somos nada, ni en realidad importamos... ;)

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que me quedaré con las ganas de hacer un viaje con algún equipo de cazatornados experimentado, debe ser una experiencia inolvidable tal cual suena, literalmente. Pero también creo que la Naturaleza lo que en realidad demuestra es que si importamos y estamos ahí pero no somos tan importantes como nos podemos llegar a creer ni tan imprescindibles ,solo somos unos seres más dentro del total y a efectos podemos llegar a ser tan pequeños como la más pequeña de las hormiguitas, así de tremenda es la Naturaleza a veces :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...