Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

martes, 12 de abril de 2011

La otra cara de la moneda: Bueno, ¡Einstein suspendió mates!

La otra cara de la moneda: Bueno, ¡Einstein suspendió mates!
Aquí tenemos la explicación de el por qué a Einstein se le erizaba hasta el pelo del cogote o incluso está retratado de esta manera: sacando la lengua.
einstein.jpgEinstein suspendió mates, no fué admitido en la politécnica, ¿mito o realidad?, yo personalmente creo que fué realidad aún sin haberlo contrastado. Genio y figura y para demostrarlo aquí van una serie de sus respuestas más célebres a diferentes preguntas hechas a lo largo de su vida:
*Un periodista le pregunta a Einstein“¿Me puede Ud. explicar la Relatividad?” y Einstein le contesta “¿Me puede Ud. explicar cómo se fríe un huevo?”. El periodista lo mira extrañado y le contesta “Pues, sí, sí que puedo”, a lo cual Einstein replica “Bueno, pues hágalo, pero imaginese que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego”.


*Durante el Nazismo Einstein, a causa de ser judío, debió de soportar una guerra en su contra con el fin de desprestigiar sus investigaciones. Uno de estos intentos se dio cuando se compilaron las opiniones de 100 científicos que contradecían a las de Einstein, editadas en un libro llamado “Cien autores en contra de Einstein”. A esto Einstein respondió: “¿Por qué cien? si estaría errado haría falta solo uno”.


*-Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense. Al final de su vida, un periodista le preguntó qué posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios. Einstein respondió: “Si mis teorías hubieran resultado falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos, que era un científico alemán; y los alemanes que era un astrónomo judío:”


*En 1919, Einstein fue invitado por el inglés lord Haldane a compartir una velada con diferentes personalidades. Entre éstas había un aristócrata muy interesado en los trabajos del físico. Tras una larga conversación, el inglés explicó a Einstein que había perdido recientemente a su mayordomo y que aún no había encontrado un sustituto. “La raya del pantalón la he tenido que hacer yo mismo, y el planchado me ha costado casi dos horas. A lo que Einstein comentó: “Me lo va a decir a mí. ¿Ve usted estas arrugas de mi pantalón? Pues he tardado casi cinco años en conseguirlas.”


*En una reunión social Marilyn Monroe se cruzó con Albert Einstein, ésta le sugirió lo siguiente: “Que dice profesor, deberíamos casarnos y tener un hijo juntos. ¿Se imagina un bebe con mi belleza y su inteligencia?”, Einstein muy seriamente le respondió: Desafortunadamente temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un hijo con mi belleza y su inteligencia”.


*Se cuenta que en una reunión social Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin. En el transcurso de la conversación, Einstein le dice a Chaplin:- Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira.A lo que Chaplin respondió: – Lo suyo es mucho más digno de respecto; todo el mundo le admira y prácticamente nadie lo comprende.

Esta última historia no se sabe si es cierta:
*Se cuenta que en los años 20 cuando Albert Einstein empezaba a ser conocido por su teoría de la relatividad, era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba conducir y sin embargo el coche le resultaba muy cómodo para sus desplazamientos, contrató los servicios de un chofer.
Después de varios días de viaje, Einstein le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez.
“Si quiere”, le dij
o el chofer, “le puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra.”
Einstein le tomó la palabra y antes de llegar al siguiente lugar, intercambiaron sus ropas y Einstein se puso al volante. Llegaron a la sala donde se iba a celebran la conferencia y como ninguno de los académicos presentes conocía a Einstein, no se descubrió el engaño.
El chofer expuso la conferencia que había oído a repetir tantas veces a Einstein. Al final, un profesor en la audiencia le hizo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cual podía ser la respuesta, sin embargo tuvo un golpe de inspiración y le contesto:
“La pregunta que
me hace es tan sencilla que dejaré que mi chofer, que se encuentra 

al final de la sala, se la responda”.


Más, pinchando en el titular que enlaza con el blog la otra cara de la moneda





2 comentarios:

  1. El genio de toda una era, asi como Da Vinci en su tiempo, este hombre no desmerecia en nada, lastima que como suele ocurrir con el hombre, sus genialidades las hayan derivado a lo belico, pero en fin.

    Me gustan las curiosidades de tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Hola Syd, estoy de acuerdo, pero desde mi más humilde opinión, el genio de Leornardo Da Vinci superó con creces al de Einstein comparando los recursos de los que disponían y circunstancias de las distintas épocas en las que vivieron.
    Además, creo que la mayor parte de sus genialidades no fueron destinadas al terreno de lo militar sino a la ciencia aeroespacial que aún hoy se sigue nutriendo de los estudios de los dos, lo cual les convierte en grandes de los grandes de todos los tiempos, además de nutrir casi todas las ramas de las ciencias con sus hallazgos.
    El pensar que cualquier avance social, científico y de otra índole no va a ser utilizado en el terreno militar es una utopía todavía en los tiempos que vivimos, solo nos cabe esperar que los próximos sirvan para minimizar las guerras y las represiones y no al contrario.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...